29.03.2021

Climatón FES Hackear la Crisis rumbo a la COP 26

América Latina y el Caribe contribuye con menos del 10 % de las emisiones responsables del calentamiento global; pero la vulnerabilidad que experimenta la región ante sus consecuencias es grave.

Hackear la crisis es el posicionamiento desde las juventudes de la región ante los diálogos que se abordarán durante la COP 26. Mira aquí el video Leer más

La emergencia climática es un problema que requiere de una respuesta a nivel mundial. Por ello, desde 1994, la Organización de las Naciones Unidas ha desarrollado encuentros internacionales para articular una colaboración en la lucha contra el cambio climático. Estos encuentros se denominan Convenciones de Clima, Conferencias de las Partes o, por su abreviatura en inglés, COP.

Estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), responsables del sobrecalentamiento de la tierra y evitar que la temperatura se incremente en 1.5 °, han sido los objetivos de tratados derivados de las COP a través del Protocolo de Kioto y el Acuerdo de París, que a su vez se fundamentan en los informes del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio climático (IPCC).

¿Desde cuándo se celebran las COP?

La Cumbre de la Tierra (Río 1992), también referida como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, fue un parteaguas dentro de la política ambiental, de ella derivaron las Convenciones de Diversidad Biológica, de Lucha contra la Desertificación y la COP.

La primera COP se celebró en la ciudad de Berlín en 1995, desde entonces, las partes se reúnen anualmente durante dos semanas. El lugar de celebración rota cada año entre los grupos regionales de las Naciones Unidas, de las 25 COP celebradas hasta el momento destacan: la COP 3 de Kioto, en la que se adoptó el protocolo del mismo nombre y se conminó a los países industrializados a reducir sus emisiones de GEI; la COP 18 de 2012, en Doha, en la que se ratificó el Protocolo de Kioto.

Por su parte, la COP 21, de 2015, en la que 196 Partes (195 países más la Unión Europea) aprobaron el Acuerdo de París, permitió enfatizar en los compromisos de Estados Unidos y China, los principales emisores de GEI, destacando también las Contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (NDCs) como mecanismos que cada país compartiría para dar a conocer sus compromisos en materia ambiental.

La COP 25, la más reciente, fue realizada en 2019 en Madrid, España, bajo la presidencia de Chile. Esta, se caracterizó por la escasa afluencia de participantes latinoamericanos, debido al cambio inesperado de sede de la convención. Por la misma razón, sus acuerdos fueron de alcance limitado.

La COP 26, originalmente debía celebrarse en 2020, pero por la pandemia por Covid-19, fue reprogramada.

Temas de agenda de negociación

Adaptación, mitigación, transferencia de tecnología y financiamiento climático, son algunos conceptos que giran en torno a la acción climática que involucran a gobiernos, regiones, ciudades, empresas e inversores. Todos ellos tienen un papel que desempeñar en la implementación efectiva del Acuerdo de París. Los temas de agenda de negociación son los siguientes:

Acción sobre el clima y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Es necesario adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. El cambio climático actual es consecuencia de la actividad humana y está amenazando nuestra forma de vida y el futuro de nuestro planeta. Podemos construir un mundo sostenible para todos haciendo frente al cambio climático. La acción frente al cambio climático también se vincula directamente a la agenda 2030 y al cumplimiento de los ODS. Estas agendas internacionales se cohesionan dentro de este marco. En este sentido, el Acuerdo de París ha dado nacimiento a la agenda ACE (Action for Climate Empowerment) que aborda la sensibilización, comunicación e inversión pública en educación frente al cambio climático.

Adaptación y resiliencia

El mundo ya está experimentando cambios en la temperatura promedio, cambios en las estaciones y una frecuencia cada vez mayor de eventos climáticos extremos, así como otros impactos del cambio climático y eventos de evolución lenta. La adaptación se refiere a los ajustes en los sistemas ecológicos, sociales o económicos en respuesta a los estímulos climáticos reales o esperados y a sus efectos o impactos.

Los países y las comunidades deben desarrollar una solución de adaptación, implementar acciones para responder a los impactos del cambio climático que ya están ocurriendo, así como prepararse para impactos futuros.

Educación y juventud

La acción para el empoderamiento climático es un término adoptado por la CMNUCC 25 para denotar el trabajo realizado en virtud del artículo 6 de la Convención de 1992 y del artículo 12 del Acuerdo de París.26 El objetivo general es empoderar a todos los miembros de la sociedad para que se involucren en la acción climática a través de la educación, la capacitación, la conciencia pública, la participación, el acceso público a la información y la cooperación internacional en estos temas.

Ahora en un contexto mundial, atravesado por la crisis sanitaria, se espera incrementar los compromisos establecidos, ya que nada ha detenido la emergencia del cambio climático. Para encararlo, no solo se requiere voluntad política sino también de acciones concretas efectuadas de acuerdo con las políticas internacionales, así como con las políticas públicas de cada país.

Climatón FES: hackear la crisis

Contacto

Proyecto Regional Transformación Social-Ecológica en América Latina

Yautepec 55, col. Condesa
C. P. 06140, Ciudad de México

+52 (55) 55535302
+ 52 (55) 52541554
e-mail

Suscríbete al boletín

volver arriba